Historia de Irigoien

Astigarraga, antiguamente barrio santiago y parte de la villa de Asteasu y desde el 26 de enero de 1660, quedando ya erigida villa independiente, se ha considerado desde siempre el pueblo de la sidra, sus tierras siempre se han caracterizado fértiles e idóneas para la cosecha de la manzana posteriormente para la fabricación de la sidra. La antigüedad de la manzana en la provincia se remonta a documentos del año de 1014 y los más antiguos lagares que existían en los caseríos más viejos, demuestran que la fabricación de la sidra es de una época muy remota.

Desde finales del siglo XIX, Astigarraga vio nacer en la sidrería Irigoien, un caserío destinado principalmente a la elaboración de la sidra natural. Desde entontes tres generaciones de una familia hemos ido tomando relevo, siendo un servidor el actual propietario, Iñaki Irigoien.

Por aquella época, la elaboración de la sidra se realizaba prácticamente en la mayoría de los caseríos de Gipuzkoa. Sin embargo, cuando llego la post-guerra se genero una grave crisis entorno a la sidra, pues disminuyo su elaboración y su consumo, llegando incluso a peligrar su existencia. Fue entonces, cuando principalmente los caseríos y los sidreros del entorno de Astigarraga, lograron en gran medida salvar la bebida más tradicional de nuestra historia.

Nuestra sidrería familiar “Irigoien” fue una de esas sidrerías que pudo sobrevivir y lucho por la sidra, manteniendo su elaboración. Durante estos malos años nos vimos obligados a ejercer una segunda actividad para poder subsistir, la de “HERRERO”. Por ese motivo, la sidra natural Irigoien es también conocida como “HERRERO”, que es el nombre con la que nuestros clientes más antiguos nos identifican.

La actividad de herrero continuo aproximadamente hasta 1980, cuando conseguimos nuevamente, vivir exclusivamente de la elaboración y venta de la sidra.
El buen hacer y el reconocimiento de la calidad de nuestra “sagardoa” nos obligaron a hacer un importante esfuerzo para dar respuesta al aumento de demanda de nuestra sidra, ampliando y mejorando nuestras instalaciones que las inauguramos en febrero del año 2003 es su actual ubicación: “ Iparraguirre Bidea nº 12, ASTIGARRAGA”.

Desde su inicio seguimos manteniendo los mismos proveedores, gente de la zona, manteniendo la costumbre de generación en generación. Esto le permite garantizar año tras año un porcentaje alto de materia prima utilizada (la manzana), que además de autóctona sea de gran calidad.

Irigoien, con la intención de mimar a su fiel clientela de tantos años, siempre a cuidado del más pequeño detalle en la elaboración de su sidra, partiendo de la selección de la manzana y la mezcla de ésta.

La principal característica por la que ha destacado y sigue destacando la Sidrería Irigoien es por seguir fiel al sistema más tradicional de elaboración de la sidra, dejando al lado “modernidades” o modas pasajeras.